Noticias

FAMILY DAY / SANTA CATALINA

abril 13, 2018 12:57 pm

ABCC (Consejo de la Comunidad Argentino Británica) organiza un evento cultural, auspiciado por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y Bienes Históricos que se realizará el próximo sábado 14 de abril de 2018 en los bosques de Santa Catalina en Lomas de Zamora, declarado Lugar Histórico Nacional por el decreto 877/61.  

En este espacio rural ubicado en el área metropolitana, se instaló en 1825, por iniciativa de los hermanos William y John Parish Robertson -dueños de esta y otras dos estancias contiguas- y con apoyo del entonces Ministro Bernardino Rivadavia, la primera colonia agrícola de inmigrantes del país, siendo la única formada por escoceses. Sucedía esto en el contexto de la aprobación de la “Ley de Inmigración” y de la firma del “Tratado de Amistad, Libre Comercio y Navegación” entre Argentina y Gran Bretaña, que sería el primer reconocimiento internacional de la independencia argentina, y establecería oficialmente la libertad de culto necesaria para los colonos, de religión protestante.

Entre ellos, entre otros se encontraban el arquitecto Richard Adams -que diseñaría los edificios de la colonia y años más tarde se establecería en Buenos Aires para continuar con su profesión-, el paisajista y botánico John Tweedie -encargado de proyectar los jardines, los primeros cercos formados con talas y el primer bosque implantado del país para proteger a la colonia del clima hostil de la pampa- y el abuelo de Cecilia Grierson -ella escribiría un libro sobre la historia de la colonia-.

En pocos años la colonia se hizo próspera, abasteciendo de productos lácteos y agrícolas a la ciudad de Buenos Aires, pero las crisis nacionales la terminaron desintegrando y sus colonos se desparramaron por la provincia, con fuerte presencia en Buenos Aires, Chascomús y Lomas de Zamora, lugar donde comenzaron a perfilarse los barrios “ingleses” que hoy conocemos, con sus tres iglesias protestantes británicas -declaradas Bien de Interés Histórico y Artístico Nacional por el decreto 615/17-.

A pesar de su corta vida, esta colonia fue clave en la consolidación de las bases de la agricultura y la ganadería modernas en la Argentina. Luego la estancia pasó a manos de Patricio Bookey, quien la destinó a la cría de ovinos, a la vez que sus bosques se convertían en el sitio predilecto de la sociedad porteña y la comunidad británica para hacer pícnics y cabalgatas, idea que se rememora hoy con este evento. En 1868 el Gobierno de la Provincia adquirió la propiedad para fundar la Escuela Práctica de Agricultura, que se continuaría en 1883 con la creación del Instituto Agronómico-Veterinario, primer instituto agrotécnico de la Argentina, que se convertía en “el granero del mundo”.